sábado, 13 de abril de 2013

Norte y Sur, una serie que marcó época.

                                                  
Ahora, que en la televisión actual se está viviendo el esplendor de las series históricas, no está de más hacer un ejercicio de memoria y recordar que dicho género irrumpió a mediados de los 80, con uno de los seriales más impresionantes y recordados de la televisión, me refiero a Norte y Sur. Una superproducción norteamericana que toma como eje central un período clave en la historia de EE.UU., el que va de 1842 a 1866, para narrar la historia de amistad de dos jóvenes cadetes Orry y George, que se conocen durante su graduación en una academia militar. El primero proviene de una familia acomodada de Pennsylvania, y el segundo de una familia que ostenta una plantación con esclavos en Carolina del Sur. A pesar de contar con orígenes diferentes, en la academia fraguan una gran amistad, pero la guerra civil entre los Estados del norte y sur les llevará a participar en bandos opuestos, poniendo a prueba su amistad, y que marcará sus destinos al vivir separados de sus familias y amores.


Norte y Sur está basada en una trilogía de novelas de John Jakes, cuyas dos primeras entregas alcanzaron enorme éxito, a diferencia de la tercera que despertó un menor interés. Sus derechos fueron adquiridos por ejecutivos de la cadena ABC para llevar a la pequeña pantalla como una de las superproducciones más ambiciosas de la historia de la televisión. Norte y Sur estuvo dirigida por T. Heffron, Kevin Connor y Larry Peerce y consta de quince capítulos, los seis primeros se corresponden con la primera novela que lleva por título Norte y Sur publicada en 1982, narra el momento en que George y Orry se hacen amigos en la academia militar de West Point. Los seis capítulos siguientes se corresponden con el segundo libro cuyo título es Amor y Guerra y fue publicado en 1984, aquí se cuentan los avatares por los que atraviesan los dos amigos con el telón de fondo de la guerra civil norteamericana. Y por último la tercera parte de la trilogía Cielo e Infierno, publicada en 1987. Esta no alcanzó el éxito de las anteriores tanto en el plano literario como en el televisivo. Fueron sólo tres capítulos más que se sumaron a los doce anteriores y que fueron emitidos ocho años después de su estreno provocando que muchos de sus personajes principales ya no figurasen. Da inicio con la muerte de Orry Main y la vida en el viejo sur desaparece por completo, a cambio el protagonismo se centra en la Conquista del Oeste, lo cual suscitó un menor interés y entusiasmo de lectores y espectadores.


Norte y Sur, con un marcado sentido patriótico, constituye todo un canto a la amistad, representada por sus dos principales protagonistas Orry Main (Patrick Swayze) y George Hazard (James Read) y la de sus dos familias, cuyas historias se entrelazan entre sí, y que ocasionaron todo tipo de pasiones, odios, venganzas, enfrentamientos, hasta la propia muerte. Pero, ni por el hecho de pertenecer a dos familias tan diferentes, cuyos miembros eran la antítesis unos de otros, ni el haber participado en bandos opuestos con motivo de la guerra que enfrentó el Norte industrial frente al Sur esclavista, consiguió romper el lazo de amistad unía a Orry y George, y a pesar de tener que cuestionarse algunos de sus principios o incluso poner en peligro su propia vida con tal de salvar la del otro.


La serie en seguida se convierte en todo un éxito, propiciado por el impresionante elenco de actores, cifrado en ciento cuarenta, entre los que figuraron estrellas de Hollywood como Elizabeth Taylor, Robert Mitchum, Gene Nelly, Jean Simmons o Olivia de Havilland. A lo que hay que sumar los innumerables extras para las recreaciones tanto de batallas como de la vida cotidiana, dotando a la serie de gran realismo y esplendor. Entre los personajes principales, hay que comenzar por sus protagonistas Orry Main (Patrick Swayze) y George Hazard (James Read) y las relaciones amorosas mantuvieron ambos, que se desarrollaron de forma paralela, con la consiguiente separación que a ambos ocasiona la guerra. Sin embargo, la relación mantenida entre Orry y Madeline (Leslye Anne-Down) resultó más complicada y desgarradora al tener mayores obstádculos y contratiempos que superar y donde la pasión adquirió gran protagonismo, frente a la mantenida por George y Constance (Wendy Kilbourne), mucho más racional y serena, convertida casi en un camino de rosas.
 

También cabría destacar la relación mantuvieron los hermanos menores de ambos protagonistas Billy Hazard (Parker Stevens) y Brett Main (Genie Francis), no exenta también de dificultades al pertenecer a familias de bandos diferentes a parte de su carácter bondadoso e inocente, circunstancia que jugó en su contra. Por otro lado, cabe mencionar a ciertos personajes díscolos en tanto que tensaban más de lo debido la relación de amistad entre los Hazard y Main, es el caso de Virgilia Hazard (Kirstie Alley), hermana de George, y acérrima defensora abolicionista que trata de llevar hasta sus últimas consecuencias chocando de plano con los Main. También por su carácter malvado y manipulador destacaron tanto Ashton Main (Terri Garber), hermana de Orry, y el que fue superior de Orry y George durante su estancia en West Point, Elkanah Bent (Philip Casnoff), que no dejaron de maquinar todo tipo de conspiraciones con tal ver sufrir a los demás. O por su carácter oportunista y egoísta cabría destacar a Stanley Hazard (Jonathan Frakes) y su esposa Isabel (Wendy Fulton). Y también cabe mencionar a ciertos personajes extremos, tanto por su carácter vengativo es el caso de Salem Jones (Tony Frank), capataz de los Main, como por su sadismo el de Justin LaMotte (David Carradine), primer marido de Medeline.

Mont Royal residencia de los Main en la serie Norte y Sur.

Además de las excelentes interpretaciones y elaborados guiones de la serie, que lograron captar la atención del telespectador especialmente por los numerosos giros inesperados a las historias de sus personajes. Los productores no escatimaron gastos, tanto en lo que se refiere a vestuario, en torno a ocho mil setecientos diseños, como a la hora de recrear con gran fidelidad histórica y por todo lo alto una época de gran importancia en la historia de EE.UU, la Guerra de Secesión. Para ello, se crearon grandes decorados, centrando gran parte de las localizaciones en Charleston, capital del Estado de Carolina del Sur. El escenario perfecto para recrear la vida sureña, que junto a la plantación de Boone Hall, una hacienda que ocupa una superficie de diecisiete mil hectáreas sirvió de escenario para fijar la mansión Mont Royal, residencia de la familia Main, pasando a convertirse en todo un monumento nacional.

 Video homenaje a la banda sonora de la serie Norte y Sur.

También merece destacar su magnífica banda sonora, una composición sinfónica creada por David Bell, Bill Conti y Greig McRitchie, con la que se consiguió dotar de dramatismo y enaltecer el espíritu legendario de la serie.

Entre los numerosos galardones que obtuvo Norte y Sur, cabe señalar sus nominaciones a los Globos de Oro para el Mejor Actor Secundario (David Carradine) y Mejor Actriz Secundaria (Leslie-Anne Down) y sus siete nominaciones a los Emmy entre los que consiguió el Emmy a Mejor Vestuario.


6 comentarios:

  1. Aaay por que no repondran esta serie en algun canal? Tenia una calidad increible!!! Y sería un lujazo volver a ver ese elenco de actores otra vez!

    ResponderEliminar
  2. Excelente producción, nos da a entender que todavía es negocio vivir con honor . Si todos entendiéramos ese valor, sobre todo en mi país, muchas cosas en automático mejorarían.

    ResponderEliminar
  3. Ademas de exelente producción. Gran reparto de una constelación estrellas, que caracterzan con notable presencia a los personajes, despertando así todo tipo de pasiones a la trama en la serie

    ResponderEliminar
  4. Estremecedor papel el interpretado por David Carradine.....El de un hombre racista....que maltrataba a su mujer.....Por desgracia esto del racismo aún existe y la parte sur de EE UU es donde hay más discriminación con los negros....donde se ejerce más la pena de muerte , cuyas victimas, son gente negra...porque existen más perjuicios raciales.....Y estamos hablando de plenos siglo XXI....Cúanto nos queda por aprender .....

    ResponderEliminar