domingo, 15 de diciembre de 2013

Cuentos Mágicos, una serie sobre mitos y leyendas europeos.


A partir de mediados de los 80, los directivos de TVE y, en especial, estando Pilar Miró al frente de RTVE, consideraron que una forma de contrarrestar el poder absoluto de la ficción estadounidense en televisión,  era llevar a cabo una política de alianzas entre varias televisiones europeas a través de la figura de la coproducción y adquisición e intercambio de contenidos, que incluso llegó a traspasar las fronteras del viejo continente, con acuerdos con países como Australia y Canadá. De esta forma llegaron a nuestro país gran variedad de series, animaciones, mediometrajes y largos de orígenes y culturas diferentes, destacando en especial los provenientes de Centroeuropa y del Este, por entonces bajo dominio de regímenes comunistas, que contaban con fuertes inversiones cinematográficas. Es el caso de países como Checoslovaquia, que hizo de los Estudios Barrandov, creados en los años 30, uno de los más importantes de Europa durante las décadas de los  70 y 80, llegando a alcanzar el calificativo del Hollywood de Europa o del Este, y desde el que se produjeron algunas de las películas estadounidenses más importantes. También Alemania del Este o Polonia realizaron grandes inversiones cinematográficas, incluso, a nivel de coproducción. Esto hizo posible que muchos directores procedentes de regímenes comunistas trabajasen sin pensar en si su película iba a resultar comercial o no, que unido a su gran talento, les llevó a dar rienda suelta a su imaginación sin tener que comprometer a sus gobiernos, creando verdaderas maravillas dentro del género fantástico principalmente, tanto para un público infantil-juvenil como adulto.


Entre las coproducciones realizadas por países como Checoslovaquia, Alemania, Austria, Francia, Italia, e incluso España, están una serie de películas para televisión, pertenecientes en su mayoría al género fantástico, basadas en varias leyendas y cuentos de hadas recogidos de la tradición popular europea por escritores como Perrault o los hermanos Grimm. Aún siendo bastante fieles al texto original, cada película era fruto de la personalidad y creatividad artística de un director diferente, yendo desde las versiones más clásicas a las más barrocas por sus extravagancias e, incluso, de corte futurista,  con atmósferas un tanto tétricas y tenebrosas. Pero cuyo nexo común, a todas ellas, estaba en tomar como escenografía los mismos lugares de origen de los cuentos, recreando costumbres y mostrando aquellos castillos, fortalezas, aldeas olvidadas y densos bosques en que discurrieron gran parte de aquellas historias, sirviendo mejor en su reflejo a la idiosincrasia de pueblos y regiones de Europa, a la vez que se les dotaba de un mayor realismo y cercanía con sus gentes, desmarcándose así de otras producciones, sobre todo norteamericanas, construidas sobre escenarios imaginarios y por ello más glamurosas y fantásticas.

Giulietta Masina como la Dama de las nieves.

En España se pudieron ver por primera vez durante las navidades de 1986 bajo un programa llamado Cuentos Populares Europeos. En el se ofrecieron títulos como La dama de las nieves (Perinbaba) de Juraj Jakubisko, una conmovedora y hermosa historia basada en uno de los cuentos de hadas de los hermanos Grimm, en el que se nos relata la historia de la señora de las nieves, interpretada por Giulietta Masina, y su relación particular con un niño llamado Jakub que, tras rescatar de la Muerte, decide llevar consigo a un lugar donde el tiempo no existe y desde el que administra que las estaciones de la Tierra se lleven a cabo de manera regular. Pero, aunque el muchacho se las prometía feliz ayudando a la señora de las nieves en el correcto control de los elementos de la naturaleza , nace su amor hacia una joven que observa cada día en la Tierra, y su deseo por volver.

Los zuecos de la felicidad.

Los zuecos de la felicidad (Galose Stastia) de Juraj Herz, basado en uno de los relatos de Hans Cristian Andersen. Da comienzo con una fiesta de disfraces a la que acude gente importante, y en la que su anfitriona cuenta con unos zapatos mágicos que dicen dar la felicidad a quien los posee, y en su deseo está regalarnos. Pero su mayordomo deja los zapatos mágicos en el guardarropa de entrada donde los invitados también dejaron los suyos. De tal forma, que uno de los invitados a la fiesta, en concreto, el concejal que interpreta José Luis López Vázquez, en el momento de ir a recoger los suyos, toma por error los zapatos mágicos. A partir de ahí le irán ocurriendo una serie de desgracias hasta que unos moribundos se los roban. Los zapatos irán pasando por diferentes manos, causando todo tipo de desgracias a sus dueños.

El rey mendigo.

El rey mendigo (Král drozdia brada) dirigida por Miloslav Luther y basada en uno de los cuentos de los hermanos Grimm, cuenta la historia de cómo un rey fue capaz de poner a prueba el orgullo y arrogancia de su hija, eligiendo a un mendigo como su prometido, hasta conseguir que cambie de parecer.

Lola Forner en Nicolasete Nicolasón.

Ya en 1988, estos cuentos filmados contaron con una mayor regularidad al pasar a emitirse los viernes por la tarde dentro del espacio juvenil La linterna mágica, con nuevos títulos como El falso príncipe, La Flor del Amor, El Príncipe de Sal, Los Tres Cabellos del Rey Sol, El agua de la vida, o El fiel Juan. Posteriormente, volvieron a emitirse durante las navidades de 1990, 1991, 1994 y 1997, bajo el título Cuentos Maravillosos y Cuentos Mágicos, a los que se sumaron nuevos títulos como Nicolasete Nicolasón (Mikola a Mikolko) de Dušan Trancik, basado en un cuento de Hans Christian Andersen, y en el que la actriz española Lola Forner tuvo un pequeño papel.

Enma Suárez en Blancaflor, la hija del diablo.

Blancaflor, la hija del diablo, coproducida por TVE y dirigida por Jesus Garcia de Dueñas, contó con la participación de un nutrido elenco de actores españoles encabezados por una jovencísima Enma Suárez, Héctor Alterio padre o Francisco Casares, entre otros. Cuenta la historia de un joven osado en el juego de cartas, que al ganar todas las apuestas, hizo que su avaricia le llevase a retar al propio diablo. Este se presenta y tras perder todo su dinero, le reta con jugarse su propia vida. Entonces, el muchacho convencido que también le ganaría, acepta la apuesta. Pero, en esta ocasión pierde, debiendo emprender un largo viaje para recuperar su alma que conseguirá recuperar gracias a Blancaflor la hija menor del diablo de la que acaba enamorado y comprendiendo el verdadero sentido de jugarse la vida a una sola carta en un acto de pura soberbia.

Mónica Molina en El sastrecillo valiente.

El sastrecillo valiente (Sedem jednou ranou) de  Dušan Trancik, basado en uno de los cuentos clásicos de los hermanos Grimm, contó entre su reparto con la presencia española de una joven Mónica Molina. La bella durmiente del bosque, El príncipe encantado con un pequeño papel de Concha Cuetos, Cenicienta, El compañero de viaje, Blancanieves, o El Traje nuevo del emperador, fueron otras de las películas con las que se trató de recuperar para el telespectador las narraciones europeas sobre cuentos de hadas.

domingo, 8 de diciembre de 2013

Luz Casal en 'Vibraciones'.

Luz Casal es una de las voces femeninas más singulares de nuestro panorama musical, que ha sabido perdurar con los años en un estilo donde lo personal y artístico han ido siempre unidos, teniendo en su voz la forma con que expresar hacia dentro el sentir de las emociones despiertan las palabras de sus canciones.

Los que la admiramos, no puede mas que llenarnos de satisfacción que en este 2013 se le haya concedido el Premio Nacional de las Músicas Actuales, así como, haya sacado nuevo disco, Almas gemelas. Por ello, nada mejor que dedicarle este último Encadenado del año, recuperando un concierto que la propia Luz dio desde el Palau de la Música de Barcelona con ocasión del Festival Grec 1995, y que contó con un amplio repertorio de algunas de sus canciones más sonadas, entre las que figuraba Entre mis recuerdos del álbum recién publicado Como la flor prometida, siendo uno de sus mayores éxitos. El concierto fue grabado por TVE y emitido dentro del espacio Vibraciones el 2 de diciembre de 1995 a través de La 2 de TVE.


domingo, 1 de diciembre de 2013

Elisenda Roca, una presentadora de 'nueve' letras.


Dedico este Inolvidable a una de las presentadoras de concursos con más personalidad en cuanto a clase y elegancia han pasado por la pequeña pantalla, y que ninguna otra desde entonces ha llegado igualar. Me refiero, como no, a Elisenda Roca en el ya todo un clásico de la televisión como es el concurso Cifras y Letras, que TVE emitió en la primera mitad de los 90 en la 2 de TVE durante la sobremesa.


Quién no ha visto alguna vez Cifras y Letras y se ha atrevido a calcular el número exacto o componer palabras, a poder ser de nueve letras, cómodamente desde casa como si de un concursante más se tratase y, en ocasiones, organizando toda una competición paralela entre familiares. Personalmente, me considero uno de sus telespectadores incondicionales que en su día se enganchó a dicho concurso. Pues era llegar del instituto y nada más comer, poner Cifras y Letras. El formato del programa fue creado por Armand Jammont, empezando a emitirse a principios de los 60 en la televisión francesa como Le mot le plus longue, con los años pasaría a llamarse Des chiffres et des lettres. Ha visto una multitud de versiones en todo el mundo y vendido un sinfín de juegos de mesa creados con ocasión del concurso.


No cabe duda, que de las diferentes versiones tuvo dicho programa destaca una por encima de las demás. Fue la adaptación llevó a cabo el equipo técnico y artístico de los estudios de Sant Cugat de TVE, convirtiendo un formato de concurso de mecánica simple, basado en pruebas para calcular el número exacto y componer palabras, en un verdadero delicattesen entre los programas concurso de la época, erigiéndose como programa de culto  para cientos de miles de telespectadores.


La adaptación se hizo por parte de TVE, además de llamativa, era perfecta, como si de un puzzle se tratase donde cada pieza o elemento lo conformaba, permitió se consiguiese un programa muy superior al formato en si. Todo ello, gracias a una sintonía y cabecera sugerente, que apelaba al sentido visual y sonoro de emular la acción de frotar un cristal empañado por los cambios de temperatura, a través de pinceladas de color; una puesta en escena cuidada y elegante, con un decorado como si de un cuadro se tratase formando un tríptico, se escapaba de lo habitual en cuanto a la escenografía típica de los concursos; ayudado por la presencia de público que además podía participar, junto a una selección musical acompañaba cada una de las pruebas; unos especialistas eruditos aportando nivel y categoría al programa y una presentadora sobria y elegante a la vez cercana y condescendiente con los concursantes y el público en general.


Como anécdota personal, destacar la curiosidad despertaba en mí tanto la rapidez y facilidad en el manejo, a modo de crupier, de los tacos de letras a la hora de componer las palabras por parte de Elisenda, como el hecho de su sigilosa forma de ausentarse durante el desarrollo de la prueba quedando por detrás del decorado, y apareciendo justamente cuando se acababa el tiempo de duración de la misma, sin que lo notasen los concursantes ni los telespectadores.

Cifras y letras tuvo una versión Junior que se produjo durante una temporada de verano y posteriormente se repitió durante el invierno en horario de tarde.

Tal fue el éxito de público y crítica que estuvo en antena de 1991 a 1996 y abrió una franja, la de la sobremesa para espacios concurso que aún hoy se mantiene como la de mayor audiencia y éxito de la 2 de TVE. Para Elisenda Roca fue su gran éxito a nivel nacional, consiguiendo un Ondas, una Antena de Oro y un TP de Oro. Ella que se había iniciado en la radio, y justo antes de aceptar presentar Cifras y Letras presentó el concurso de Antena 3 Los segundos cuentan.

Elisenda Roca interpretando Un año de amor de Tacones Lejanos, Telepasión 1995.

Le permitió convertirse en un personaje popular e incluso le empezaron a llover ofertas, llegando a presentar, a la vez hacía el concurso, el debate familiar A las diez en casa en TVE1, así como diferentes trabajos para TV3. Después de una temporada de gran éxito en la radio catalana, pasó a ser fichada por Barcelona TV donde dirigió y presentó varios programas siendo el último un magazine de tarde. Entre otros trabajos recientes, está la dirección de su primera obra de teatro Misterioso asesinato en Manhattan y el haber escrito algún que otro libro de consulta.


sábado, 23 de noviembre de 2013

Hasta siempre, Marta García.


El pasado 21 de noviembre nos dejaba para siempre una gran comunicadora como Marta García. Tal vez, no la recordéis, a pesar de que durante quince años formó parte del primer equipo de El Tiempo de TVE, junto a José Antonio Maldonado, Paco Montesdeoca y Ana de Roque. Pero, lo que sí estoy seguro es que alguna vez habréis escuchado su dulce voz, presente en infinidad de personajes de series de televisión, así como, en multitud de anuncios publicitarios y varias películas, sobre todo comedias, aparte de algunas cintas de animación y terror. También ha sido una de las mejores voces corporativas de TVE, se ocupó principalmente de los espacios de promoción de La 2 y Clan TVE, consiguiendo dotar a dichos canales de una personalidad perfectamente reconocible y atractiva.


Hija de un actor de doblaje y locutor de TVE Antolín García, se inicia en el doblaje siguiendo los pasos de su padre, a pesar de no ser del gusto de el. También estudió periodismo, comenzando en la cadena 40 principales y después en los informativos de Radio 80, para mas tarde dar el salto a TVE.


Marta García provista de una hermosa voz con diferentes registros, destacó por la naturalidad y jovialidad de sus interpretaciones y locuciones, consiguiendo atrapar al telespectador, hasta convertirse en una de las voces femeninas más familiares y reconocidas de nuestro país. Fueron muchos los personajes a los que prestó su voz en infinidad de series, entre los que cabría destacar a: Vicky en Con ocho basta, Sammy Jo en Dinastía, Holly en Fama, Anna en Ana, Ciro y compañía, Denise en La Hora de Bill Cosby, Lynn la hija de los Tanner en Alf, la detective Lindsay Monroe en CSI Nueva York, ademas de ser la voz de la actriz Mayim Bialik en series como Blossom o The Big Band Theory, entre otras muchas. También, basta con decir el nombre de algunos productos y marcas publicitarias como: Leche semidesnatada Pascual, Happydent, Vidal Sasson, Johnson’s baby, Mr. Proper, Peugeot 106, Telefónica, Burguer King, Direct seguros, Gillete Venus, Dove, Nivea, o Garnier, para recordar los anuncios televisivos de dichas marcas a través de su voz.


Indudablemente se ha ido una de las voces de las que no pasan inadvertidas, sino todo lo contrario, de las que se graban en la memoria para siempre, al haber endulzado algunos de los mejores momentos que he pasado frente a la pequeña pantalla.

jueves, 14 de noviembre de 2013

Duncan Dhu en 'Por la mañana'.

Mikel Erentxu y Diego Vasallo, más conocidos como Duncan Dhu, provenientes de Donostia, que consiguieron en los 80 y 90 revolucionar el panorama musical del pop rock de nuestro país, con su estilo inconfundible, regresan de nuevo a los escenarios, tras doce años de silencio, con nuevo álbum y gira, ambos bajo el título de El duelo.

La Tele Encendida quiere celebrar su regreso con una de sus actuaciones en televisión. En concreto, aquella que tuvo lugar en 1988 dentro de la serie Superconciertos del programa Por la mañana de Jesús Hermida. Aunque resulte sorprendente, en los 80 TVE emitía conciertos a diario dentro de su programación matinal, con algunos de los grupos pop rock de moda del momento. Para ello, bastaba con acondicionar para la ocasión el plató de Por la mañana, y el resto lo ponían los grupos o solistas y el público asistente. Por cierto, algunas de las chicas Hermida también participaban del concierto subidas al escenario como si de un coro se tratase. Eran otros tiempos para la televisión y, como no, para la música.


viernes, 8 de noviembre de 2013

Pilar Tabares, 'generación Tabares'.



Ahí donde se la ve, de baja estatura, voz rasgada y sin querer llamar mucho la atención, estamos ante una de las personas que en su día propició Operación Triunfo fuese una realidad. Me refiero, como no, a Pilar Tabares.


Durante su etapa al frente de la dirección de programas de entretenimiento y musicales de TVE, luchó para que la dirección de TVE viese que Operación Triunfo podía funcionar, a pesar de que estaba extendido que los programas musicales en televisión habían pasado a mejor vida. Si bien, en esta ocasión y por primera vez se trataba de un concurso musical con el añadido de reality. Pilar no lo dudó y apostó por el hasta conseguir que la dirección de TVE cambiase de parecer después de darle muchas vueltas, teniendo a Eurovisión como principal aliciente. Y aunque comenzó algo irregular en audiencias no tardó en unas semanas en dar un vuelco importante al status quo que imperaba por aquel entonces en televisión, convirtiéndose en un fenómeno televisivo y en todo un hito de la historia de la televisión de nuestro país.


Pilar se implicó tanto en el programa, que llegó incluso a formar parte del jurado durante las dos primeras ediciones. Y, en mi opinión uno de los mejores miembros del jurado que han pasado por Operación Triunfo, al conseguir dar una credibilidad y seriedad que después se fue perdiendo en sucesivas ediciones. Si bien, se la tachó de severa e implacable con los chicos. Yo no sería tan drástico, Pilar es de esas personas que dicen  lo que piensan en cada momento, siendo sus valoraciones realistas y sensatas, sin tomárselo como un acto de vanidad y lucimiento personal con tal de llamar la atención con polémicas absurdas, y por supuesto, siempre sin faltar al respeto. En definitiva, estuvo en el papel que le correspondía, diciendo la verdad y realidad a todos aquellos muchachos con tantas ilusiones y deseos por triunfar.

La Guagua, programa infantil presentado por Torrebruno (Rocky Cappuchetto), Manuel de la Rosa (Don Redondón), Raquel Rojo (Femina) y Paula Gardoqui (Linda).

Pilar Tabares a pesar de saltar a la popularidad por Operación Triunfo, comenzó a trabajar en televisión a los diecisiete años en La Guagua, un programa infantil se emitía los sábados por la mañana en TVE, corría el año 1975, y a cuyo frente estaba Torrebruno, uno de los ídolos de niños de la época. Desde entonces, ha desarrollado su carrera profesional centrada sobre todo en tareas de producción en todo tipo de espacios de TVE. Desde series como Verano azul, pasando por programas de entretenimiento como Hola Raffaella, Videos de primera, y su gran pasión, los programas musicales, participando en la producción de  espacios tan emblemáticos como La Edad de Oro, Tocata, Jazz entre amigos, Música Sí, Operación Triunfo, sin contar la gran cantidad de especiales y galas musicales durante su etapa como directora de programas de entretenimiento y musicales de TVE, cargo que desempeñó hasta 2003.

Música Sí, uno de los programas musicales de mayor éxito y duración de TVE, 1997-2004.

Siempre ha reconocido lo que más la apasiona es poner en marcha programas musicales, y sin duda, así lo demostró cuando estuvo al frente de la dirección de programas musicales de TVE, llegando a convertir a TVE en el mayor escaparate para artistas noveles y consagrados se recuerda en TVE, siendo una de las personas ya no sólo mejor conocedoras de la producción musical en televisión sino también una de las que más oportunidades ha dado, a través de una gran variedad de espacios musicales, algunos más acertados que otros. Pero lo que es innegable que la música tuvo una presencia notable en TVE.

El programa de los lunes, en el escenario Gisela interpretando el tema, Este amor es tuyo.

El siguiente paso se produjo cuando tuvo la oportunidad de dirigir su propio programa musical El programa de los lunes. Una apuesta no exenta de riesgo y que vino a cubrir el hueco dejó Operación Triunfo, al finalizar su segunda edición. Poco o nada tenía que ver con su predecesor, salvo el hecho de tener la música como nexo común. Un programa que contó con una cuidada realización y puesta en escena elegante. Básicamente, era un programa de entrevistas y actuaciones musicales, con la particularidad, que las entrevistas eran realizadas desde una limusina por Guillermo Romero mientras trasladaba a los artistas invitados a plató en donde las actuaciones eran presentadas por Jennifer Rope, llegando a congregarse en una sola noche hasta veinte actuaciones. Sin olvidar, como curiosidad y nota de humor, que el programa contaba con la participación de Manuel Giménez (ex jefe de prensa de la policía y conocido presentador durante varios años de las mañanas de TVE) el cual se hacía pasar por productor del programa.

Pilar Tabares viviendo la actuación de David Bisbal y David Bustamante con el tema Dímelo (2:33).

Con la entrada de Juan Menor en la dirección de TVE, Pilar Tabares es relevada de su cargo pasando a ser ocupado por Javier Montemayor, al mismo tiempo que decide no participar como jurado en la tercera edición de Operación Triunfo, última edición emitida en TVE. Pilar en más de una ocasión ha dicho que participó hasta donde creyó merecía la pena, y achaca el desgaste sufrió el programa a una pérdida paulatina de la filosofía por la que surgió.
 

Como te veo, a través de una serie de relatos narra las relaciones padres-hijos desde el punto de vista de un adolescente.

Pilar Tabares, además de su larga trayectoria profesional en TVE, como mujer polifacética que es, una vez que aparca su etapa de productora y sus responsabilidades directivas en TVE, se enfrasca en otros proyectos como fue su primer libro Como te veo, en el cual se nos cuenta a través de una serie de relatos escritos desde el punto de vista de un hijo preadolescente que contempla a su madre desubicada, entre el trabajo, el ocio y la educación del chaval. Crea y dirige la revista Dmusik dedicada al mundo de la música, además de dar clases en la Universidad.

Pilar Tabares dirige y presenta el programa La noche en vela en RNE.

Después de dejar el mundo de la televisión, Pilar Tabares decidió probar suerte en el de la radio, donde ha dirigido y presentado varios programas en RNE, como el espacio Bienvenidos a Casa, una revista radiofónica que nos informaba de las novedades en la programación de radio y televisión, o el programa Me lo dices o me lo cantas, destinado a la promoción de grupos y artistas emergentes sobre todo de la música independiente de nuestro país. En la actualidad, se viene ocupando de La noche en vela, un magazine nocturno que se emite de lunes a jueves en RNE.

 Rosa López interpreta el tema Unchained Melody en la Gala Final con el que se consagra como ganadora de OT 1.

He dedicado este Inolvidable a una de las personas que hicieron posible entre otras muchas cosas, Operación Triunfo fuese una realidad. Es difícil predecir que hubiese sido de este reality musical de no ser por el empeño que Pilar Tabares puso en su día, por sacarlo adelante y convencer a una dirección de TVE bastante reticente, que estaba más bien por la labor de darle carpetazo o en el mejor de los casos mantener en un cajón a saber por cuanto tiempo. Con sus mayores o menores aciertos Operación Triunfo, en su origen, supuso todo un revulsivo en la televisión de nuestro país, además de la mayor plataforma puede soñar cualquier aspirante a artista que trata de abrirse camino en el mundo de la música. La generación OT si la circunscribimos a las etapas del programa en que estuvo implicada Pilar Tabares, y la personificáramos en alguien creo sería justo decir: generación Tabares.

 

viernes, 1 de noviembre de 2013

Lou Reed en 'Los conciertos de Radio 3'.

En 2009, Lou Reed durante una actuación en el programa Los conciertos de Radio 3 de La 2 de TVE, donde interpretó, como solía hacer casi siempre en todos sus conciertos, una de las canciones de mayor éxito de su carrera, Walk On The Wild Side (Un paseo por el lado salvaje), perteneciente al disco Transformer, publicó en 1972, y que hizo de el toda una leyenda.


viernes, 4 de octubre de 2013

Liza Minnelli en ‘Viva el espectáculo’.

Liza Minnelli, hija de Vincente Minnelli y Judy Garland, y conocida actriz y cantante estadounidense de comedia musical, que destacó, entre otros, por su interpretación en la película Cabaret por la que consigue un Oscar. Estuvo en nuestro país en un par de ocasiones, pero no para demostrar su gran talento como actriz y cantante de comedia musical, sino para presentarnos alguno de sus álbumes mas atrevidos, como el que publicó en 1989, nada mas recuperarse de sus adicciones al alcohol y fármacos. Me refiero a Results, una producción de Pet Shop Boys, que supuso la reinvención de Liza como cantante pop.

En 1991, durante una actuación en el programa de TVE ¡Viva el espectáculo! que presentaba Concha Velasco, con Tony Leblanc presente entre el público, Liza interpretó tres temas de su álbum Results. Destacaría la segunda canción, donde la propia Liza a través de puesta en escena sencilla e íntima, en la que aparece sentada sobre un taburete alto  y sin más luz que la que desprende su mirada profunda y triste, realiza una interpretación maravillosa del tema So Sorry, I Said.


domingo, 8 de septiembre de 2013

Pilar Miró, una mujer ejemplar.


A Pilar Miró siempre he sentido una gran admiración. No sólo hacia su persona sino también como interesado por su obra tanto en cine como en televisión. He escuchado en muchas ocasiones hablar de ella como mujer luchadora, trabajadora, meticulosa, fiel a sus amigos, con contradicciones, vulnerable y frágil, como si los dos polos opuestos de su persona convergieran en uno sólo. A pesar de esa personalidad complicada que parece la caracterizaba, no pude entender las "puñaladas", que en su día confesó en una entrevista a Jesús Hermida, había recibido especialmente de aquellos fueron sus amigos, así como el mirar para otro lado por parte de otros a los que admiró. Realmente debió ser duro para ella, como lo sería para cualquiera de nosotros verse traicionado por aquellos a los que más hemos querido, admirado y compartido nuestras cosas más personales, confiando que nunca nos defraudarían y menos dejarían tirado.

  Diego Galán desvela los secretos y las obsesiones de Pilar Miró en una biografía de la cineasta.

Directora de cine, a la que se deben títulos como El crimen de Cuenca 1979, gran éxito de taquilla y con la que consigue una gran popularidad además de algún que otro disgusto, al prohibirse bajo la presión militar de entonces por las denuncias hacía, en dicha película, a las torturas que sufrieron los campesinos durante la Guerra civil por parte de la guardia civil. Le siguieron otros títulos como Gary Cooper, que estás en los cielos 1980, que algunos vieron a modo de película autobiográfica; Hablamos esta noche 1982, coincide ese mismo año con su nombramiento por el Gobierno socialista como Directora General de Cinematografía, desde el que propició en 1985 la que fue conocida como Ley Miró de subvenciones anticipadas y protección del cine español, teniendo que dimitir de su cargo por las duras críticas recibidas.


Será después de su paso por la dirección de RTVE, cuando vuelva a tomar su labor como directora de cine con títulos como Beltenebros 1991, por el que consigue sea considerado por la crítica como uno de sus mejores trabajos; El pájaro de la felicidad 1993, en la que recupera a una de sus actrices favoritas Mercedes Sampietro; El perro del hortelano 1995, por el que obtiene el Goya a la mejor dirección y guión adaptado basada en la obra de Lope de Vega; y su último largometraje antes de su fallecimiento Tu nombre envenena mis sueños 1996. A esto hay que sumar diversos trabajos teatrales y óperas, anuncios publicitarios y en torno a doscientas realizaciones para televisión entre las que destacan las dos bodas de las Infantas.

El perro del hortelano con Enma Suárez y Carmelo Gómez como protagonistas y por el que Pilar Miró consiguió el Goya a la mejor dirección y guión adaptado.

Me gustaría también recordar sus inicios en televisión y centrarme sobre todo en su gestión al frente de RTVE.  En televisión comenzó como ayudante de redacción, allá por el año 1960. En 1963, se estrena como realizadora en el informativo Revista de mujer y realiza su primer dramático Lili. Sus obras más destacadas de su comienzo en televisión son: Una fecha señalada, Hora 11, Estudio 2, Novela y Danza macabra.


Será, el 17 de octubre de 1986, cuando toma posesión como directora del Ente Público RTVE. La primera mujer en asumir dicho cargo en uno de los períodos cruciales de la Televisión en España. Llegó a sentar las bases de la que sería a grandes rasgos la radio televisión española que conocemos, pues varió el concepto de monopolio televisivo y lo reconvirtió en un medio preparado para la competencia con los canales privados, aumentando su capacidad de producción, de compra de programas y su integración con el mercado publicitario, fomentando la producción nacional e internacional, sobre todo en relación a esta, se llevó a cabo importantes inversiones aprovechando la bonanza económica y se hicieron grandes producciones en formato cinematográfico como: El Quijote, Juncal, La mujer de tu vida, Lorca, la muerte de un poeta, La huella del crimen, Miguel Servet, El lute, Pedro I el cruel. Aparte de dotar a TVE con un impresionante catálogo de películas que destacó tanto por su calidad como variedad, se ofrecieron a través de infinidad de espacios y programas cinematográficos perfectamente definidos.

Pilar Miró en su despacho como directora de RTVE.

Otra novedad de la gestión de Miró fue establecer una estructura fija de géneros y horarios, en el que sólo variaban los títulos de programas y, en su caso, los nombres de los responsables de cada espacio. También durante su etapa supuso el regreso de profesionales de la talla de Jesús Hermida con el programa Por la mañana o Iñaki Gabilondo con En familia. El descubrimiento de grandes humoristas como Martes y Trece y sus especiales de navidad, se convirtieron en uno de los espacios más vistos del año; programas como Tariro Tariro, en el que se dieron a conocer Toni Cruz y los hermanos Mainat como La trinca, y que los años les llevaría a fundar Gestmusic una de las mayores productoras de nuestro país; o el recordado Ahí te quiero ver de Rosa María Sardá. También coincide con el reforzamiento de la franja matinal, extendiendo la programación al fin de semana, dando así una continuidad a la misma. La idea tenía el objetivo de que la programación fuese más dinámica y competitiva. Aumentando las horas de emisión con el fin de captar mercado publicitario y fidelizar a la audiencia de cara su preparación ante las llegada de las televisiones privadas. En el caso de TVE-2, por vez primera en su historia el canal consiguió aumentar su audiencia de forma considerable, al especializarse en retransmisiones deportivas, espectáculos musicales, programas culturales y bloques de programación regional.


Por otro lado, la dirección de Pilar Miró al frente de RTVE se caracterizó por momentos buenos y más amargos. En su intento por suavizar los ánimos habidos desde el punto de vista político con respecto a sus antecesores, optó por una televisión basada en el entretenimiento, donde como ella misma afirmó y desmarcándose de sus anteriores directores, lo importante era el espectador. En su voluntad apolítica trae al frente de los informativos de TVE a los hermanos Luis y Julio de Benito, a ellos se suman nuevos rostros como Pedro Piqueras, Elena Sánchez, María Escario, María San Juan, Teresa Castanedo y Andrés Aberasturi y recupera a Jesús Hermida, Pedro Erquicia, Iñaki Gabilondo e Isabel Tenaille. Pero lejos de conseguir apaciguar los ánimos, le ocasionó tortazos tanto de la oposición como del gobierno. El mal resultado del PSOE en las elecciones municipales de 1987 fue reprochado por Alfonso Guerra, que culpó al tratamiento informativo de TVE, favoreciendo con la presencia en TVE en detrimento del PSOE a dirigentes de partidos que ni eran candidatos a las municipales, ni autonómicas ni siquiera al Parlamento europeo. Fue el primer y no último desencuentro notorio de Pilar Miró con Alfonso Guerra.

Otro momento complicado en su mandato fue la huelga planteada por los trabajadores de el 14 de diciembre de 1987, al quedar en negro la pantalla de televisión por primera vez en más de treinta años. Los intentos de Miró por evitarla resultaron infructuosos.

Pero si cabe resaltar, en su gestión al frente de RTVE, su gran labor como embajadora de RTVE en el mundo. Consiguió con Cory Aquino, presidenta de Filipinas, un convenio con la televisión de aquél país. Se reunió en Lausana para hablar con el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Juan Antonio Samaranch sobre los Juegos Olímpicos de Seúl. Viajó a Rabat para aclararles a los marroquíes las condiciones de recepción de TVE, a Copenhague para solucionar unos problemas con la televisión danesa, y a Pekín para un intercambio cultural.

Sin embargo, lo peor llegó el 14 de octubre de 1988. En la prensa española se publican tres facturas de una compra de ropa, en concreto unos vestidos. Pilar Miró defendió ante quienes la acusaban y en el Parlamento que esos vestidos eran para utilizarlos en los actos a los que debía acudir por razones de su cargo y que una vez habían cumplido su misión los dejaría en la guardarropía de TVE. Nunca ocultó su compra ni se escondió de nadie. Su postura era muy clara: no tenía porque gastar de su sueldo personal en unos vestidos que de no ser por el cargo que ocupaba no los hubiera necesitado. Algo más de setecientas mil pesetas fue el valor de la ropa adquirida. Ante la petición de dimisión por parte de la oposición encabezada por Luis Ramallo, dimitió en 1989 después de haber reembolsado el valor de lo gastado. Tres años después, al final del proceso fue absuelta por el tribunal que la juzgó. Curiosamente su verdugo político, Luis Ramallo se vio envuelto en el escándalo de Gescartera por haber aceptado regalos valorados en varios millones de pesetas. Fue suspendido de militancia por el PP y aunque pidió perdón a Pilar Miró éste llegó tarde puesto que ya había fallecido.

domingo, 1 de septiembre de 2013

Elton John en 'Gala de presentación de TVE 2001-02'.

Llega septiembre y, con el, el nuevo curso televisivo, pero a diferencia de hace unos cuantos años que las televisiones ya no ofrecen la correspondiente Gala de presentación, donde presentadores, actores y profesionales más reconocidos se reunían por una noche y, como si se tratase de un desfile de moda otoño-invierno, nos iban mostrando todas las novedades y cambios iba experimentar la cadena en cuestión, marcando así el arranque oficial de la nueva temporada. Todo ello aderezado con actuaciones musicales que se sucedían entre cada presentación. En el mejor de los casos, podría contar con alguna estrella de la música internacional como principal reclamo. Como sucedió en la Gala de presentación de TVE 2001-02, que se encargó de abrir el propio Elton John, interpretando la canción I Want Love de su disco recién publicado Songs From the West Coast. El mejor comienzo para una noche, en que se nos desvelaron dos de las apuestas más ambiciosas de la temporada, como fue, la serie Cuéntame y el talent show Operación Triunfo, y que los años las llevaría a convertirse en grandes hitos de nuestra televisión. Eran otros tiempos para TVE.


miércoles, 14 de agosto de 2013

Neuronium en 'Musical Express'.

Siempre que las nubes más recelosas no lo impidan, podremos fijar nuestra vista ante la inmensidad del firmamento y contemplar como cada año por estas fechas la lluvia de meteoros que surcan destellos sobre nuestros cielos, aparentemente disonantes, encierran una armonía y musicalidad que da bienestar y despierta nuestra imaginación. Como la música de Neuronium, una banda española de música electrónica creada en 1976 por el músico belga afincado en España Michel Huygen, y a la que se debe el primer álbum de música cósmica publicado en nuestro país, Quasar 2C361.

La actuación que viene a continuación se corresponde con una grabación en directo que Neuronium hizo para el programa Musical Express de TVE en mayo de 1981, lleva por título Strange Affair y pertenece al álbum The Visitor, publicado en ese mismo año. Todo un acontecimiento que desafortunadamente ya resulta impensable se repita, siquiera cada cierto tiempo, en el cosmos catódico.

sábado, 3 de agosto de 2013

La Piovra, una serie estremecedora sobre la Mafia.


La Piovra es una serie de televisión que cabría encuadrar dentro del melodrama social, realizada por el grupo Rizzoli para la televisión pública italiana en los 80, cuenta con un total diez temporadas que van de 1984 a 2001, y en la que se nos muestra el poder y los métodos de la organización criminal más poderosa y temida de Italia, la Mafia. Un entramado de familias cimentado a través de un sistema estricto de amenazas, chantajes y venganzas, donde los intereses que defienden van en línea con los cambios económicos y sociales experimenta Italia, extendiendo sus tentáculos a las altas esferas de poder, para así generar todo un sistema de corrupción que la hace más poderosa, despiadada e invencible frente a un Estado cada vez más débil.
  
La Piovra supuso un gran hito, por primera vez una serie con un marcado compromiso social, llegó a despertar el interés de igual modo que un partido de fútbol, convirtiéndose en la más vista de las series italianas en toda la historia. Quince millones de espectadores siguieron la primera parte de la serie, la segunda alcanzó los veintiún millones de telespectadores, y el último capítulo de la cuarta parte fue seguido por diecisiete millones de telespectadores, causando uno de los mayores impactos entre la audiencia se recuerda en la televisión italiana. Pero su gran éxito consiguió traspasar fronteras, llegando a ser emitida por alrededor de ochenta países, entre los que destaca Alemania donde tuvo gran repercusión comparable a Italia. También en España tuvo un destacado seguimiento, siendo emitida por primera vez el 1 de enero de 1989, los domingos a las siete de la tarde por TVE1.


Su repercusión fue objeto de estudios sociológicos, e incluso llegó a ser vista con preocupación y recelo por parte de la clase política italiana. Tal es así que generó duros debates políticos que estuvieron a punto de poner fin a la serie. Como cuando un miembro del grupo democristiano en el consejo de administración de la RAI Sergio Hindi consiguió en 1991 paralizar la serie durante su quinta temporada, al considerar que se vinculaba al grupo democristiano con la Mafia, poco después se iniciaría el proceso ‘Manos limpias’. Incluso, el propio Silvio Berlusconi en 1994 siendo primer ministro inició su batalla particular contra la serie por la imagen negativa según él se daba del país. Fue a partir de la sexta temporada, conocida como El último Secreto, en la que se dejó de relacionar de forma tan evidente a la alta clase política y las finanzas con la Mafia.


Hay quien atribuye el éxito de La Piovra a Damiano Damiani y Ennio de Concini, primer director y guionista respectivamente, al casar la idea de compromiso social del primero con una historia particular intensa quiso reflejar el segundo a través del que fue su principal protagonista durante las cuatro primeras temporadas, el comisario Corrado Cattani (Michele Placido), con el que se mostró no sólo su faceta más comprometida en la lucha contra la Mafia, también su parte más humana y seductora. Lo cierto es que, a largo de sus diez temporadas, La Piovra contó con diferentes directores, en su mayoría reconocidos cineastas italianos como Damiano Damiani, Florestan Vancini , Luigi Perelli o Giacomo Battiato, y destacados guionistas, entre los que se encuentra, Ennio de Concini. Una serie en la que sobresalen los chantajes, las muertes, el odio, la corrupción, unido a los aspectos sentimentales. Todo ello mostrado sin concesiones, de forma desgarradora, con gran crudeza y realismo.

Cabecera de la serie La Piovra.

"Mille Echi" (Mil Ecos), bella composición instrumental realizada por Ennio Morricone para la serie La Piovra.
 
A lo que hay que sumar su excelente banda sonora, compuesta por Ennio Morricone a excepción de la primera temporada que fue responsabilidad de Riz Ortolani. Ennio Morricone ha ido derivando sus composiciones hacia las emociones y sentimientos a través de un tono más melódico, como contraste a los momentos de mayor brutalidad y dramatismo de la serie, a través de piezas capaces de mantener en vilo y tensión constante al telespectador.

 
Por otra parte, también merece destacarse el excepcional elenco de actores y actrices contó la serie en sus diferentes etapas, centrándome en las cuatro primeras, cabría destacar que muchos de ellos eran reconocidos actores con cierta proyección internacional, de gran personalidad y fuerza interpretativa.


Corrado Cattani (Michele Placido) junto a su ayudante Leo De Maria (Massimo Bonetti).

La Mafia, en un primer momento, tuvo su cara más visible en personajes como Sant Cirinnà (Angelo Infanti), un cacique local y traficante de drogas siciliano, para posteriormente dar el salto al mundo de las finanzas del norte de Italia de la mano del hijo de un capo siciliano, Tano Cariddi (Remo Girone), un ser ambicioso cuyo dios es el poder, su afán está en hacerse con el control de la banca de la familia Antinari, a cuya cabeza está Nicola Antinari, sustentador del tráfico ilegal de uranio a cuyo frente se sitúa un empresario sin escrúpulos como Antonio Espinosa (Bruno Cremer).
 
Paola Cattani (Cariddi Nardulli) hija de Corrado Cattani (Michele Placido).
 
La Piovra parte en el momento en que el comisario Corrado Cattani es destinado a Sicilia para asumir la investigación del asesinato del que fuera jefe de la brigada policial. Pronto descubrirá toda una red clientelar y criminal en la que están implicados empresarios, políticos, abogados y policías, y se hace más patente tras padecer el secuestro y posterior muerte de su hija Paola (Cariddi Nardulli) a causa de la investigación emprende. Un alto precio que paga también con la vida de la que era su esposa Elsa (Nicole Jamet), así como, con la de sus colaboradores y compañeros en la comandancia: el magistrado Achille Bordonaro (Renato Cecchetto) o, los ayudantes  Leo De Maria (Massimo Bonetti) y Altero (Renato Mori). Esto le lleva a replantearse su trabajo, recogiéndose por un tiempo en un convento para tratar de superar el estado de angustia se encuentra, allí recibe el consejo del abad Lovani (Paco Rabal), tras lo cual decide volver a la carga, pero en esta ocasión se traslada a Milán, donde descubre la relación de la Mafia con el mundo de las finanzas a través los Antinari, una familia de reconocidos banqueros, que a su vez está relacionada con el tráfico ilegal de uranio. Tras el asesinato de Cattani acribillado a balazos por la Mafia, la que era en ese momento su principal apoyo en su lucha contra la misma, la juez Silvia Conti (Patricia Millardet) jura no descansar hasta encontrar a los culpables.


Corrado Cattani era un hombre que en su vida privada no era el mejor ejemplo, con una vida matrimonial complicada, en parte provocado por su trabajo que en ocasiones le llevó a mantener relaciones afectivas para poder obtener de primera mano información de la Mafia, como la relación mantuvo con ‘Titti’ Pecci Scialoia (Barbara de Rossi), una heroinómana hija de un noble siciliano amigo a su vez de un capo local. O bien, el de la condesa Olga Camastra (Florinda Bolkan) que pasó de enemiga por estar relacionada con el tráfico de armas y el secuestro de su hija a confidente y amante. Ante todo, Cattani era un hombre valiente, honesto, que luchó contra la delincuencia organizada, a pesar de tener para ello que ir rompiendo el muro de silencio que la amparaba, a costa de sacrificar su vida, la de su familia, y perder a sus colaboradores más estrechos, haciendo de él  un verdadero héroe romántico, de los que ya no quedan.



Michele Placido proviene de una familia muy humilde de ocho hermanos, viéndose avocado a trabajar desde muy joven. Esto no impidió iniciase los estudios de arte dramático en reconocidos centros de estudio de Roma. Tras sus comienzos en el teatro pronto se convierte en reclamo de destacados directores de cine italiano, llegando su primer éxito con la película Marcha Triunfal 1976 de Marco Bellocchio, al enfundarse en la piel del soldado Paolo Passeri, por el que consigue el premio David di Donatello. Dos años más tarde se haría con el Oso de Plata en el Festival de Berlín por su personaje de homosexual en la película Ernesto 1979 de Salvatore Samperi. Pero su mayor popularidad llegaría al protagonizar al comisario Corrado Cattani en la miniserie La Piovra 1984-1989, convirtiéndose en todo un ídolo y héroe nacional, que llegó a traspasar fronteras, especialmente en países como Alemania o Rusia, donde cuenta con legiones de seguidores. Tras La Piovra, repetiría con papeles de justiciero en varias películas de televisión. Hasta que en 2008, en un cambio de registro, protagoniza al capo Bernardo Provenzano en la película para televisión El último padrino. En la actualidad compagina su carrera de actor con su faceta de director.