sábado, 1 de septiembre de 2012

Charo López, una actriz de belleza rotunda.



Charo López convertida en mito sexual para varias generaciones de españoles, se ganó el calificativo de la Ava Gardner española, por los marcados rasgos de su belleza, mirada felina, profunda e intensa, voz grave y desgarradora, risa entre pícara y misteriosa, y por el carácter indomable y apasionado mostró a través de sus interpretaciones. De lo cual ella siempre ha dicho no reconocerse, siendo lo contrario, una mujer sensible, sencilla, honesta y progresista. Esto no fue óbice para que muchos hombres la temieran.
 

A Charo López no se le haría justicia si no se la reconociera por el personaje de Clara Aldán interpretó allá por la década de los 80 en aquella memorable serie de TVE Los gozos y las sombras. Y aunque más tarde o temprano tuviese que salir esa pasión, fuerza, exuberancia y temperamento supo reflejar en gran parte de los personajes dio vida como actriz. El personaje de Clara Aldán supuso un punto de inflexión importante en su carrera. Sorprendida por el éxito y reconocimiento, vino a significar sobre todo su crecimiento profesional, consiguiendo una mayor confianza en si misma, dejando de lado sus miedos y el temor a tener que decir que no. Ese momento, a partir del cual le permitiría el poder elegir y medir cada paso y camino a seguir en su carrera profesional. Y sobre todo conseguir ser una 'actriz de teatro' como gusta la califiquen, su gran pasión, ya que le permite ser ella misma. Tanto la condicionó que a este se sumaron cuatro o cinco papeles similares marcados por interpretaciones de mujeres alocadas y desequilibradas que tanto éxito le han dado.


Se reconoce en su infancia y juventud como una niña graciosa, extrovertida y sensible que siempre quiso ser actriz. Estudió Filosofía y Letras en su Salamanca natal, el gusto por el teatro le vino en sus años de estudiante, en la década de los 70 enrolándose en el prestigioso Teatro Español Universitario. Desde entonces ha realizado unas setenta películas, docenas de obras teatrales e inolvidables series de televisión. Reconocida admiradora de la actriz noruega Liv Ullman, así como, del actor italiano Marcello Mastroianni. Ha trabajado a las órdenes de los mejores directores españoles y ha protagonizado películas tan relevantes como La colmena, por la que consiguió el Oso de Plata a la mejor actriz en el Festival de Berlín en 1983, Tiempo de silencio, Secretos del corazón por la que recibió un Goya en 1996. A pesar de los obstáculos que muchas actrices encuentran para sus carreras a partir de los cincuenta. Sin embargo, a ella le permitió su personaje de mujer madura interpretó en Secretos del corazón se revalorizase e impulsase más su trabajo. Destacan también sus papeles breves en Plenilunio, de Imanol Uribe en Tiempos de Azúcar de Juan Luis Iborra, y sus interpretaciones en Nudos o La Soledad era esto. Ahora bien, dicho esto, la verdadera pasión artística de Charo López se llama teatro. Según la propia Charo: Decir teatro es tanto como decir vida. Dentro de su amplia carrera teatral merece la pena señalar dos obras recientes y de gran éxito, Tengamos el sexo en paz, divertido y lúcido monólogo de una mujer madura y El otro lado, producida por la propia actriz, alberga una metáfora sobre un mundo ridículo y absurdo donde los conflictos son constantes.

Charo López en el personaje de Clara Aldán de la serie de TVE Los gozos y las sombras.

Centrándome en lo que a la televisión se refiere, y después de haber participado en series como Los camioneros de Mario Camus, El pícaro de Fernando Fernán Gómez y en Fortunata y Jacinta, también de Mario Camus. Llega su gran reconocimiento y éxito por el personaje de Clara Aldán de la serie Los gozos y las sombras basada en la trilogía del mismo nombre de Gonzalo Torrente Ballester, provocando un éxito arrollador de la novela en cuanto a fenómeno editorial veinticinco años más tarde de su publicación, coincidiendo con el estreno de la serie en 1982.

Dirigida por Rafael Moreno Alba y producida por Jesús de Navascués, contó con un presupuesto de ciento sesenta y cinco millones de pesetas. TVE aceptó que finalmente fueran trece capítulos de una hora, en lugar de los diez contratados inicialmente. El rodaje transcurrió en su mayor parte en la provincia de Pontevedra y en Madrid, en un palacete cercano a la calle Alcalá. Contando con gran nivel de dirección, realización, puesta en escena, reflejando maravillosamente el paisaje y paisanaje gallego de la época, junto a unos diálogos y desarrollo de los personajes extraordinarios. Entre su reparto contó con nombres de gran nivel interpretativo como Eusebio Poncela en el personaje de Carlos Deza; Carlos Larrañaga, en el de Cayetano Salgado; Amparo Rivelles, en el de Doña Mariana; Santiago Ramos, en el de Juan Aldán; junto a otros actores de la talla de Rafael Alonso; Rosalía Dans; Manuel Galiana, así como la propia Charo López, en el papel de Clara Aldán. Sin olvidar los numerosos secundarios que en nada desmerecían a sus principales protagonistas.

Los gozos y las sombras es un drama rural que tiene lugar en Pueblanueva del Conde, un pueblo gallego imaginado por Torrente Ballester, entre 1934 y 1936, con la II República de fondo, convirtiendo al espectador en testigo de las tensiones entre caciques y trabajadores, las luchas sociales y sindicales, la violencia y las pasiones que dan cuerpo a la serie.

Respecto al personaje de Charo López, Clara Aldán, se caracteriza por ser una mujer luchadora, responsabilizándose del sostenimiento de una familia con una madre alcohólica, un hermano sindicalista que no acepta las condiciones del cacique, y una hermana espiritual. Sueña salir de esa vida junto a un hombre que la ame, pero no busca ser una más, sino el amor verdadero y mantener su dignidad. Dos son la que la pretenden, Eusebio Poncela y Cayetano Salgado. Junto a la fuerza, entrega y pasión imprimió Charo López al personaje merece destacar que es la primera vez se permitió llevar a la pequeña pantalla escenas eróticas, como la de una masturbación protagonizada por la propia actriz.

1 comentario:

  1. Una actriz maravillosa, guapa, sensual e inteligente.Y, efectivamente, se parece a Ava Gardner, pero con más misterio.

    ResponderEliminar