viernes, 1 de febrero de 2013

Susana Hernández, sólo para mitómanos.


Tal vez si digo Susana Hernández no os diga mucho, pero si relaciono su nombre con el de Guillermo Summers y el programa Mitomanía de TVE, seguramente os daréis cuenta de quien hablo. Pues sí, Susana Hernández y Guillermo Summers formaron una de las parejas televisivas de los 90, con la presentación de aquellos programas especiales que recuperaban para gloria de nostálgicos y ávidos conocedores de la televisión parte del archivo de TVE, aderezado con el ingenio, ironía y simpatía de ambos.


Bien entrados los 80, Ignacio Salas y Guillermo Summers tuvieron la genial idea de recuperar por primera vez y poner en valor parte del archivo de TVE en un programa de lo más ingenioso y simpático como fue Y sin embargo... te quiero, convirtiéndose en un gran éxito. Hecho que propició su continuación en los 90 con otra serie de programas especiales dirigidos y presentados también por Guillermo Summers, pero en esta ocasión acompañado de una actriz desconocida para el gran público, Susana Hernández.


Susana Hernández, lejos de ser el típico busto parlante que se limita a leer su propio guión. Resultó ser todo lo contrario, supo adecuar su faceta de actriz al modo de expresión y lenguaje televisivo. Logró crear de forma inteligente la complicidad necesaria con el telespectador, anteponiendo su elocuencia y sentido del humor a su imagen o físico, al congeniar a la perfección con Summers a través de unos diálogos de lo más ingeniosos, irónicos y a veces mordaces, constituyendo la mejor carta de presentación para reclamo del telespectador y así captar su atención antes de dar paso a cada vídeo de archivo.


Así, la descubrimos por primera vez en Dos cadenas para ti, después vendría Devórame otra vez, Lo que en tiempos se llevó, hasta que a partir de 1995 esos especiales revisionistas del archivo audiovisual de TVE toman entidad para convertirse en el recordado Mitomanía, que tuvo su versión de canciones del verano y baladas de otoño, o el genérico Érase una vez la tele, un repaso en imágenes sobre los 40 años de TVE.


A parte, la pudimos ver en 1999 en el programa Así es la vida de Carlos Herrera presentó en TVE1, y que estaba orientado a resolver los problemas de la gente, así como entre 2001-2004 colaborando junto a Ignacio Salas en el programa Al habla de La 2 de TVE, destinado a la difusión del idioma español.También participó en unas cuantas series de televisión como Todos los hombres sois iguales, Periodistas, Hospital Central o El Comisario.

 Susana Hernández y Ascen López en la obra Me siento pulga 2010..

Su trabajo en televisión lo pudo compaginar con el teatro, donde comenzó como actriz, representando obras de Ernesto Caballero, entre las que cabe destacar Rosaura, Eco y Narciso y Querido Ramón, algunas de las cuales llevó a cabo desde su propia compañía el Teatro del Cruce. Le siguieron Familia de Fernando León, Las bicicletas son para el verano de Fernando Fernán Gómez, Sainetes de Ramón de la Cruz, Las visitas deberían estar prohibidas por el Código Penal, por la que recibe en 2007 el premio Mihura a la mejor actriz de teatro clásico, o La tortuga de Darwin de Juan Mayorga, entre otras. A parte realizó funciones de ayudante de dirección y como directora de escena con En la cuerda floja y Me siento pulga. Sin olvidar su participación en unas cuantas películas como La Ardilla roja 1993 de Julio Medem, La niña de tus ojos 1995 de Chus Delgado o Flores de otro mundo 1999 de Itziar Bollaín.

2 comentarios:

  1. Uno de los mayores talentos de la escena española de las últimas décadas, sin duda.
    El persistnte rumor sobre que ha sido una de las musas de Armando Manzanero podemos descartarlo con simples datos cronológicos.












    ResponderEliminar
  2. Es una actriz con mucho talento y una persona maravillosa.

    ResponderEliminar