sábado, 6 de agosto de 2011

Ana Blanco, el éxito de su personalidad.


Esta licenciada en pedagogía de Bilbao, no sé si por cosas del destino se ha hecho con aquello con lo que más se identifica -según sus palabras- y la identificamos que es presentando un informativo diario, el Telediario.


No sólo ha conseguido el reconocimiento y seguimiento mayoritario por parte del gran público, sino también el merecimiento de la profesión como una de las mejores presentadoras de informativos. A lo sumo, cuenta con una trayectoria de veinte años presentando telediarios de forma continua, junto a especiales sobre los acontecimientos más relevantes de los últimos años tanto a nivel nacional como internacional, sorteando varios gobiernos, directores generales y compartiendo junto a varios compañeros la labor de informar, hasta hacerse hace unos cuantos años y, en solitario, con las riendas del informativo más importante y de mayor seguimiento en este país, el Telediario de las tres de la tarde de TVE.


Además, ha conseguido, por su fidelidad a TVE, la asociemos con ella. Hablar de Ana Blanco es hablar de TVE, y eso ya encierra un gran valor y significado. Pues viene consiguiendo desde que comenzó, se dignifique cada día la profesión del periodismo, cumpliendo a la perfección, en un mundo televisivo cada vez más degradado y desvirtuado por la vanidad y el espectáculo, donde se busca el protagonismo inmediato y en cierta manera prefabricado, que lleva a confundir el verdadero alcance y significado de la profesión, llegando incluso a la ridículo.


Todo lo contrario, representa esta mujer que comunica desde el sosiego y la serenidad que toda noticia requiere. No por ello, significa que no esboce un sonrisa y gesto amable cuando la noticia así lo merece, que junto a su discreción y sencillez, hacen de ella una de las profesionales de informativos más objetivas y creíbles. Ha sido muy recurrido el tema de la melena, que siempre la ha tenido de la misma forma. Para qué realizar cambios en su aspecto físico si no tiene que aparentar o demostrar lo que no es. En suma, Ana Blanco sólo hay una, la que vemos en el Telediario de las tres de la tarde de TVE. Tal cual es, así se refleja en nuestras pantallas. Ahí su éxito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario